Juan del Carmelo revela las tácticas del Maligno en “Conversaciones con mi demonio”

demonio-nube

Juan del Carmelo es un laico que escribe sobre espiritualidad, con gran éxito de lectores en su blog en ReligiónEnLibertad (ReL) y muchos libros publicados sobre esta temática. Después del éxito de su libro “Conversaciones con mi ángel” ahora presenta “Conversaciones con mi demonio”.

– Usted escribe mucho sobre el demonio, en ReL y en su libro “Conversaciones con mi demonio”.

– No crea que llevo escrito tanto sobre el demonio. Las glosas que llevo escritas desde que empecé en ReL en mayo del 2009, son ya 835 de las cuales están publicadas en días alternos ahora 786, pues cada glosa que escribo la publico unos tres meses después, a fin de que se sedimente los pensamientos y las ideas, antes de enviarlas a su publicación. En proporción a todas las glosas publicadas, 20 glosas es una cantidad pequeña, no llega a un 3%. Hay otros temas más fundamentales y sobre los que he escrito mucho más, como puede ser por ejemplo, los temas referidos al amor al Señor, y el del Señor, a nosotros.

En cuanto a los libros, le diré que con éste último son 18 los que llevo publicados y es el primero que escribo sobre el demonio. Antes, en octubre del 2007, publiqué otro titulado “Conversaciones con mi ángel”, que por cierto tuvo bastante aceptación a juzgar por las ediciones hechas.

Tanto el tema de los ángeles como el de los demonios, son temas, que interesan siempre a los lectores, pensé que sería bueno, escribir también sobre ángeles, pero en este caso sobre ángeles caídos.

Es curioso lo que ocurre con este tema del demonio, hay personas, que hasta les da miedo tocar el libro y otras les encanta como si este tema tuviese una especie de morbo.

Ha habido personas que me han preguntado si no me daba miedo haber escrito un libro como ese. Me he echado a reír. Pienso que el odio que me pueda tener el demonio, que desde luego que me lo tiene, no es mucho más grande que el que le tiene a cualquier ser humano que ame al Señor.

Además de este libro he escrito, otros libros y glosas referidas directamente al amor del Señor. Creo que eso incomoda más al demonio que este libro, que de todas formas no creo que le haga gracia. Y si es así, me alegro mucho.

– Así que usted no tiene miedo.

– Cuando se vive en gracia de Dios, nadie tiene nada que temer. Más de una vez le he recordado a muchos, las palabras del Santo cura de Ars, que tuvo muchas luchas con el demonio y decía que: “El demonio es un gran perro encadenado, que acosa, que mete mucho ruido, pero que solamente muerde a quienes se le acercan demasiado”.

Y el peligro donde se encuentra es al entrar en esas prácticas que tienen un aspecto sano e inocente y que hablan de energías, posturas y corrientes extrasensoriales, para encontrarse bien.

Ya en el Antiguo Testamento el Señor repudiaba las prácticas de adivinos.

Así en el Deuteronomio se puede leer: “Cuando hayas entrado en la tierra que Yahveh tu Dios te da, no aprenderás a cometer abominaciones como las de esas naciones. No ha de haber en ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, que practique adivinación, astrología, hechicería o magia, ningún encantador ni consultor de espectros o adivinos, ni evocador de muertos. Porque todo el que hace estas cosas es una abominación para Yahveh tu Dios y por causa de estas abominaciones desaloja Yahveh tu Dios a esas naciones delante de ti”. (Dt 18,9-12).

El Señor repudia todo esto porque sabe que son puertas que se les abre al demonio.

También en el Nuevo Testamento San Pablo en la segunda carta a los tesalonicenses dice: “La venida del Impío será provocada por la acción de Satanás y está acompañada de toda clase de demostraciones de poder, de signos y falsos milagros, y de toda clase de engaños perversos, destinados a los que se pierden por no haber amado la verdad que los podía salvar. Por eso, Dios les envía un poder engañoso que les hace creer en la mentira, a fin de que sean condenados todos los que se negaron a creer en la verdad y se complacieron en el mal”. (2Ts 2,9-12)

– Usted tiene millones de entradas de lectores, según las estadísticas en web… y sin tratar temas de actualidad.

– Reconozco que los temas de actualidad atraen a muchos lectores pero para mí particularmente no hay en el mundo nada con mayor actualidad que la palabra del Señor.

Todo pasa pero la Biblia permanece y sin embargo pocas son las personas que pueden asegurar que han leído la Biblia de cabo a rabo detenidamente ni siquiera el Nuevo Testamento que poco más o menos, es la mitad de la Biblia. Y desgraciadamente no saben lo que se pierden, pues en la historia de la humanidad ni hay relatos tan atrayentes como los referentes a los sucesos que se relatan anteriores a la llegada del señor a este mundo.

Los temas de la actualidad mundana son efímeros y pasan, porque el tiempo hace mella en ellos. Están, como nosotros, sometidos al dogal del tiempo; pero los temas espirituales nunca pierden actualidad, es como instintivamente o inconscientemente, el lector se diese cuenta de que está leyendo algo que le habla de la eternidad de su alma, porque como bien sabemos mientras que lo material es efímero lo espiritual es eterno.

Esencialmente, tal como nos dice San Juan evangelista, Dios es amor y solo amor y nuestra alma creada por el amor y para el Amor que es Dios tiende unas veces con plena conciencia y otras inconscientemente porque se lo pide su ser, a buscar a ese Dios invisible para el que se resiste a encontrarlo y cada vez más visible para el que quiere entrar en las profundidades de su amor.

La tendencia natural humana de ir a la búsqueda de Dios, oculto, que todo ser humano tiene aunque se resista a ella, no se puede apagar, porque el alma humana, nace con hambre de amor y necesita satisfacer, ese hambre de amor que tiene y solo cuando encuentre ese amor que sin saberlo y también muchas veces renegando de él, podrá en esta vida calmar el ansia de felicidad con la que Dios la creó.

-¿Cuáles son las fuentes en las que un escritor se puede documentar para escribir un libro sobre el mal y el demonio, cómo este que comentamos?

– Realmente el tema de la escatología, al que este libro pertenece nos subyuga a todos los seres humanos, porque en el fondo al igual que los animales, somos unos curiosos. Queremos averiguar el porvenir y hay que ver la cantidad de personas que viven a costa de este deseo humano, dedicándose a averiguar el porvenir de los demás, sea mediante bolas de cristal o mediante cartas, y un sinfín de medios pero esto no es del agrado del Señor, tal como ya antes hemos dicho.

Desde luego que nos gustaría saber más de lo que sabemos sobre el demonio. Todo lo que el Señor quiere que sepamos sobre estos temas escatológicos, se encuentra en la Biblia y más concretamente en el Apocalipsis, libro escrito por San Juan, sobre la visión que él tuvo.

En su inicio San Juan escribe: “Revelación de Jesucristo, que le fue confiada por Dios para enseñar a sus servidores lo que tiene que suceder pronto. Él envió a su Angel para transmitírsela a su servidor Juan. Este atestigua que todo lo que vio, es Palabra de Dios y testimonio de Jesucristo. (Ap 1,1-2)”.

El problema de la lectura del Apocalipsis estriba en que, es este el libro con mayor carga simbológica y problemas de hermenéutica, para su correcta comprensión.

Generalmente, los que casi en exclusividad se han ocupado de estos temas, son los exorcistas. En el ejercicio de su función muchos exorcistas, han tenido la ocasión de escuchar la ronca voz del demonio e inclusive también conocer opiniones de ellos. Por lo tanto no tiene nada de extraño que varios señalados exorcistas, hayan escrito sobre estos temas.

Modernamente los más conocidos son el P. Amorth, exorcista de la diócesis de Roma que ha creado escuela; él a su vez tuvo de maestro un gran maestro que fue el P. Conrado Balducci y más recientemente el jesuita Doménico Mondrone, tiene un singular libro, relativo a una entrevista con el demonio obtenida, según él, por intercesión de la Virgen María.

– ¿Por qué el título es “Conversaciones con mi demonio”?¿El demonio es uno o hay más demonios?

– Desde luego que existe más de un demonio. El Apocalipsis nos habla de un tercio de las estrellas de los cielos, empleándose siempre simbológicamente cuando se quiere aludir a un número tremendo de grande. Y esto es dogma de fe pues figura en los evangelios en la parábola de los endemoniados de la tierra de los Gadarenos. Hablamos siempre del demonio como si solo fuera un ser, pero son muchos.

Quizás por una razón de dicotomía, desde siempre la tradición nos dice, que en nuestra lucha ascética, de la misma forma que disponemos de un ángel de la guarda particular que nos ayuda, también disponemos de un demonio también particular, que en vez de guardarnos nos está continuamente tentando, es decir, nos está atacando para tratar de ver la forma de lograr su objetivo.

Como todo el mundo sabe su objetivo es que le acompañemos, para que nos instalemos eternamente con él, en ese reino de maldad, odio y tinieblas de su jefe satanás. Pero es verdad, que la creencia de la existencia de un demonio particular de cada uno, no tiene fundamento de verdad revelada, aunque es muy aceptada.

– En el subtítulo del libro leemos: “Método de las actuaciones demoniacas”. ¿Cuáles son las posibilidades que tiene el demonio para actuar?

-El demonio, en sus buenos tiempos de querubín, antes de su caída, pues esta era su elevada categoría en los coros angélicos, adquirió la inteligencia de que dispone, pues tenía libre acceso a la contemplación del rostro de Dios, en el superior grado de querubín.

Esa inteligencia tremendamente superior a la nuestra, tiene su uso controlado por la voluntad divina. El demonio no puede llegar más lejos frente a nosotros, de lo que le autorice el Señor, que emplea la actuación de los demonios como medio para que adquiramos méritos venciendo sus tentaciones. Pero nunca nadie será tentado por encima de sus fuerzas para rechazar la tentación.

Si se cae en la tentación es siempre por propia voluntad, en uso del libre albedrío del que Dios nos ha dotado a todos..

Si el pudiese actuar libremente sin el control divino y nosotros no estuviésemos auxiliados por la gracia divina, estaríamos ya todos condenados en el infierno para caerle compañía a eternamente.

De la misma forma que la intervención del Señor en todos los acontecimientos humanos es absoluta también lo es absoluta, con la autorización y control de Dios, la intervención demoníaca en todo lo que sucede en este mundo.

– Siendo Dios bueno, pudiendo evitar tanto mal que aqueja al mundo, ¿porque permite este mal?

– Pues aunque parezca un contra sentido, lo permite para nuestro bien. Hay que pensar que si no existiese demonio, no tendríamos escalera para subir al cielo.

Nosotros estamos aquí para superar una prueba. Se trata de una prueba para demostrar lo que somos capaces de amar a Dios, superando las tentaciones demoníacas que sufrimos y que podemos aceptar en uso del libre albedrío del que disponemos todos los seres humanos.

– ¿Tiene usted más proyectos previstos?

– Claro que sí. El hombre sin futuro aunque tenga una edad avanzada, es hombre muerto ya. Dios nos quiere siempre activos, porque la actividad humana es el cumplimiento del mandato divino del Génesis: “Vosotros pues, sed fecundos y multiplicaos; pululad en la tierra y dominada”. (Gn 9,7).

No sabemos, nadie sabe cuándo será llamado cada uno de nosotros cualquiera que sea su edad, si físicamente puede, debe de estar activo. Un jubilado o una jubilada, que se encierra en casa y se limita a ver la T.V. mental y espiritualmente él o ella, se están suicidando. Nunca es tarde para nadie, ni para dirigirse a trabajar en la viña del Señor, aunque la tarde esté ya cayendo.

Fuente: ReL

Anuncios

Acerca de Josep Riera de Santantoni

Parapsicólogo e investigador psíquico. Hipnoterapeuta. Consejero y Sanador Espiritual. Exorcista y terapeuta de Liberación, por la gracia de Dios. Su esposa Aguamarine es Alta Maga blanca, vidente y médium. Consejera espiritual. Experta en rituales de Limpieza, Descargas y y Contrahechizos.
Esta entrada fue publicada en Demonología y Exorcismos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s