Iglesias pseudocristianas matan ‘niños brujos’ en Nigeria y en Uganda los sacrificios de niños son comunes

Estudiantes visten camisetas contra los sacrificios humanos de niños (BBC).

Wanaokwo Edet, de nueve años, murió luego de que su padre lo sometiera a tragar ácido —el cual se derramó en su rostro y le quemó los ojos— como parte de un exorcismo. El caso de este menor es tan sólo uno entre un número creciente de niños en África acusados de brujería por pastores religiosos y que son torturados o asesinados hasta por sus familiares.

Los pastores estuvieron involucrados en la mitad de 200 casos de “niños brujos”, revisados por The Associated Press (AP), y los expedientes involucran a 13 iglesias distintas. Algunas de éstas son ramas locales escindidas de organizaciones religiosas internacionales. Sus adeptos se toman literalmente la exhortación bíblica: “A la hechicera, no la dejarás con vida” (Exódo 22:17).

La idea de la brujería no es nueva, pero ha cobrado fuerza recientemente, en parte por el crecimiento de las ramas cristianas evangélicas en el país.

Organizaciones defensoras de los niños dicen que unos 15 mil han sido acusados en dos de los 36 estados nigerianos en la última década y unos mil fueron asesinados. Tan sólo en el último mes, tres niños nigerianos acusados de brujería murieron y se prendió fuego a otros tres.

“Nigeria es uno de los países con peores abusos infantiles, pero no es la única nación donde esto ocurre”. La organización UNICEF señala que decenas de miles de niños han sido atacados en todo el continente africano.

El número de iglesias supera al de escuelas, clínicas y bancos, todos juntos.  Muchas prometen resolver las preocupaciones espirituales, así como las materiales. Por eso algunos pastores ganan fama al acusar a niños de brujería.

Faro del Monte Sion, mencionada por otras tres familias como la organización religiosa que acusó a sus niños, es parte de la poderosa Fraternidad Pentecostal de Nigeria. El presidente de la Fraternidad, Ayo Oritsejafor, dijo que esta organización es el grupo religioso que más crece en Nigeria, con más de 30 millones de miembros.

Asesinatos rituales de niños en Uganda

Por otra parte, en una investigación acerca de los sacrificios humanos en Uganda, la BBC escuchó testimonios de primera mano que indican que los asesinatos rituales de niños son más comunes que lo que las autoridades locales admiten.

Un medico brujo nos condujo a su santuario secreto y afirmó que tiene clientes que habitualmente capturan niños, y le traen su sangre y órganos para “alimentar a los espíritus”.

Por otro lado, un brujo retirado que hoy por hoy hace campaña para poner fin a los sacrificios infantiles, confesó por primera vez haber matado a unas 70 personas, entre ellas su propio hijo.

El gobierno de Uganda le dijo a la BBC que los sacrificios humanos están en aumento y, de acuerdo a la Fuerza Nacional Contra Sacrificios Humanos, los crímenes se vinculan con los niveles crecientes de desarrollo y prosperidad, puesto que es creencia popular que las prácticas de brujería le ayudan a la gente a hacerse rica.

Durante la investigación, presenciamos la quema ritual del santuario de un brujo especialmente prolífico a manos de activistas opositores a los sacrificios de niños en el norte del país.

El médico brujo aceptó dejar en su cueva sagrada objetos ceremoniales, como caparazones y pieles de animales, para que quedaran reducidos a cenizas, tras renunciar para siempre a practicar sacrificios.

Nos explicó que sus clientes acudían a él cuando buscaban fortuna. “Capturan niños ajenos. Traen sus corazones y su sangre para ofrecérselos a los espíritus… los traen en pequeñas latas, que colocan debajo de los árboles donde escuchan las voces de los espíritus”, dijo.

Cuando le preguntamos con qué frecuencia venían estos clientes, aseguró que “en promedio tres veces por semana, con todo lo que los espíritus les piden…”. Antes de que el santuario fuera pasto de las llamas, vimos un vaso con sangre y lo que parecía ser un hígado fresco, aunque no fue posible confirmar que fueran restos humanos.

Un brujo anuncia sus servicios ante su cabaña, en la carretera (BBC).

Extorsiones entre brujos

El médico brujo negó haber participado directamente en sacrificios o haberlos incitado, afirmando que los espíritus se comunican directamente con sus clientes.  Según le dijo a la BBC, cobraba unos US$260 por “consulta”, aunque la mayor parte del dinero iba a parar a manos de su “jefe”, un superior inmediato en la red nacional de médicos brujos.

El director de la Fuerza Nacional contra Sacrificios Humanos y tráfico de personas, Moisés Binoga, de la policía ugandesa, dijo conocer a ese “jefe” al que el brujo se refería; aparentemente forma parte de una de las cinco o seis bandas de brujos del país.  “Los superiores extorsionan a los brujos de menor rango porque trafican en cosas ilegales”, explicó.

Binoga dijo que la policía abrió 29 casos de homicidio en 2009 en los que las víctimas parecen haber sido sacrificadas como parte de un ritual, lo que representa un aumento con respecto a 2007, cuando hubo tres casos.  “Además tenemos cerca de 120 niños y adultos desaparecidos, de quienes no hemos sabido nada. No podemos descartar que hayan sido víctimas de un sacrificio humano”, agregó.

Pero los activistas contrarios a los sacrificios humanos afirman que las cifras son mucho mayores, ya que muchas desapariciones no se denuncian a la policía.

Activistas contra los sacrificios

Polino Angela, un brujo retirado convertido a la causa de los activistas contra los sacrificios humanos, dice haber convencido a unos 2.400 ex colegas de abandonar el negocio, desde que él mismo se arrepintiera en 1990.

Angela explicó que se inició en los sacrificios humanos en una ceremonia de brujos en el país vecino, Kenia, donde sacrificaron a un niño de 13 años. “Le clavaron un cuchillo en el cuello, y luego lo abrieron todo hacia abajo; y así, todo abierto, me lo pusieron encima”, dijo.

Cuando regresó a Uganda le dijeron que matara a su propio hijo, de 10 años. “Engañé a mi esposa y me aseguré de estar solo con el niño. Una vez que lo tuve en el suelo, usé un gran cuchillo como guillotina”, afirmó.

Cuando se le preguntó si teme que lo procesen por confesar el homicidio de 70 personas, dijo: “He estado en todas las iglesias, y me conocen como un guerrero en la lucha por el fin de la brujería que practica sacrificios humanos, así que pienso que eso debería eximirme y exonerarme”.

El ministro de Ética e Integridad de Uganda, James Nsaba Buturo, cree que “las penas retroactivas sólo traerían problemas… Si podemos persuadir a los ugandeses de cambiar, sería mucho mejor que regresar al pasado”.

Los activistas de organizaciones de protección a los niños, como Facilitación de la Paz y el Desarrollo (FAPAD) o la Red Africana para la Prevención y la Protección contra el Abuso Infantil y la Negligencia (ANPPCAN), han denunciado los casos recientes de asesinatos rituales y piden que una nueva legislación regule las prácticas de los llamados “curanderos tradicionales”.

(Fuente del artículo: bbc.co.uk  y Asociated Press.)

Anuncios

Acerca de Josep Riera de Santantoni

Parapsicólogo e investigador psíquico. Hipnoterapeuta. Consejero y Sanador Espiritual. Exorcista y terapeuta de Liberación, por la gracia de Dios. Su esposa Aguamarine es Alta Maga blanca, vidente y médium. Consejera espiritual. Experta en rituales de Limpieza, Descargas y y Contrahechizos.
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s