Satanás en el Vaticano: pedofilia, infiltración masónica…… y su relación con el Tercer Secreto de Fátima

“Avisé una y otra vez que Satán entraría en los más altos rangos de la jerarquía de Roma. El Tercer Secreto, hijo mío, es que Satanás entraría en la Iglesia de mi Hijo.”

– Nuestra Señora de las Rosas – 13 de mayo de 1978

Las acusaciones del padre Malachi Martin

En un artículo de The Fatima Crusader, Malachi Martin, un erudito, miembro del Vaticano y escritor, fallecido en 1999, dijo: “Cualquiera que conoce el estado de las cosas en el Vaticano en los últimos 35 años sabe que el príncipe de la oscuridad ha tenido y aún tiene sus vicarios en la corte de San Pedro en Roma.”

De 1958 a 1964, el padre Jesuita Malachi Martin sirvió en Roma donde era un colaborador cercano del famoso cardenal Jesuita Augustin Bea y del Papa, y llevó a cabo muchas misiones sensibles para ellos. Relevado tiempo después de sus votos de pobreza y obediencia a petición suya (aunque siguió siendo sacerdote), se mudó a Nueva York donde se hizo escritor de ficción y no ficción.

Martin hizo una primera referencia a un rito diabólico celebrado en Roma en su novela realista de éxito de 1990 sobre geopolítica y el Vaticano, The Keys of This Blood, en la que escribió:

“Lo más temible para el [Papa] Juan Pablo [II], fue toparse con una presencia irremovible de una fuerza maligna en el mismo Vaticano y en algunos obispados. Era la ‘superfuerza’ a la que aludían algunos hombres de la Iglesia, siempre difícil de verificar, que se instaló al princpio del papado de Pablo VI en 1963. Pablo VI aludió sombriamente al ‘humo de Satanás que había entrado en el Satuario’… una referencia a la ceremonia de coronación celebrada por Satanistas en el Vaticano.

Además, la incidencia de la pedophilia satanista —ritos y prácticas— ya estaba documentada entre varios obispos y sacerdotes, desde Turin, en Italia, a Carolina del Sur, en los EEUU. Los actos rituales de pedophilia satanista son considerados por los profesionales como la culminación de los ritos del Arcángel Caído.”

(p. 632)

Estas alegaciones han pasado desapercibidas, posiblemente porque fue muy ladino en sus descripciones, pudiéndose incluso estar refiriéndose a la coronación del Papa Pablo VI. Pero reveló mucho más de este supuesto ritual en uno de sus últimos trabajos, Windswept House: A Vatican Novel (1996). En esta historia, describe con viveza una ceremonia llamada “La Coronación de Lucifer el Arcángel Caído” supuestamente celebrada en la capilla de San Pablo en el Vaticano, pero ligada con ritos satánicos concurrentes celebrados en los EEUU, el 29 de junio de 1963, apenas una semana después de la elección de Pablo VI. En la novela, antes de morir, un Papa deja un relato secreto de la situación en su escritorio dirigido a su sucesor en el trono de Pedro, apenas disimulando que se trata de Juan Pablo II.

Según el The New American, Martin confirmó que la ceremonia se celebró realmente tal y como había descrito en la novela.

“Oh sí, es verdad; es verdad”. “Pero la única forma que tenía de escribirlo era como novela.”

La acusación de Martin sobre un ritual satánico celebrado en el Vaticano fue confirmado también por John Loeffler, presentador del programa de radio Steel on Steel radio show. Loeffler personalmente preguntó al padre Malachi Martin (que participaba regularmente en el show) sobre el satanismo en el Vaticano:

“Malachi confirmó—en la primera parte de su libro, Windswept House—la dedicación del Vaticano a Satanás en una ceremonia secreta desconocida por el Papa. Y yo le pregunté, ‘¿Es eso verdad? ¿Realmente  sucedió?’ Y él [Martin] me dijo, ‘Sí, lo es.'”

– John Loeffler (Radio show del 29 de julio del 2000)

El padre Malachi Martin dijo que más miembros del clero se están dando cuenta de la situación. Hace varios años un Arzobispo también acusó a altos cargos de la jerarquía de Roma de practicar el satanismo. El diario Italiano Il Tempo y otros diarios dieron esta asombrosa noticia:

—————————————

El Satanismo se practica en el Vaticano

Hace pocas semanas, una tormenta de fuego se ha desatado en Italia. La controversia surge de las declaraciones del Arzobispo Emmanuel Milingo, quien formuló acusaciones formales acerca de que tienen lugar actividades satánicas en el Vaticano.

Preguntado por la prensa italiana sobre sus acusaciones, dijo que las mantenía.

El Arzobispo eligió el Congreso Internacional Fatima 2000 sobre la Paz Mundial celebrado en Roma en noviembre de 1996 convocado por la revista The Fatima Crusader, para hacer públicas sus acusaciones.

El Congreso Fatima 2000 fue patrocinado por el editor Padre Nicholas Gruner, quien pasó los 18 años anteriores intentado persuadir al Vaticano para que consagrara a Rusia al Inmaculado Corazón de María como Ella pidió en sus apariciones a los tres niños pastores de Fátima, Portugal, en 1917.

El Padre Gruner también ha buscado que se revele el Tercer Secreto, que se mantiene secreto en el Vaticano desde que fue entregado ahí en 1957 y leído por el Papa Juan XXIII en privado.

El Arzobispo Milingo, trabaja en el Vaticano, como delegado especial del Consejo Pontificio para el cuidado Pastoral de los inmigrantes e itinerantes, y está cualificado para hablar sobre el asunto del satanismo. Además de sus responsabilidades en el Vaticano, el Arzobispo es respetado mundialmente como exorcista veterano.

Las acusaciones de Milingo son especialmente interesantes para los católicos informados porque sus declaraciones se parecen a las hechas en un reciente libro por el escritor católico, Dr. Malachi Martin.

El nuevo libro del Dr. Martin, Windswept House, publicado en 1996, se escribió como de ficción, pero el conocido autor y editor, padre Charles Fiore, FSSP, dice en la crítica del libro, publicada en el Catholic Family News, de julio de 1996, que es “una novela en la que personajes reales y hechos reales se disfrazan de ficción.”

El libro del Dr. Martin es chocante porque describe un ritual satánico celebrado en la capilla de San Pablo dentro de la ciudad del Vaticano, el 29 de junio de 1963. Windswept House da una descripción horrorosa de altos miembros de la Iglesia que hacen juramento con su propia sangre, que conspiran para destruir la Iglesia desde dentro y participan en rituales meticulosamente ejecutados en los que blasfeman y se burlan de la Santa Misa.

Preguntado Malachi Martin sobre las declaraciones del Arzobispo dijo,

“El Arzobispo es un buen Obispo y sus afirmaciones sobre que hay satanistas en Roma son totalmente ciertas. Cualquiera enterado de los asuntos del Vaticano los últimos 35 años sabe que el príncipe de la oscuridad ha tenido y aún tiene vicarios en la corte de San Pedro en Roma.”

(…)

El Dr. Martin fue Secretario del Cardenal Bea en el Vaticano. El Dr. Martin dice que al Cardenal Bea le reveló el Tercer Secreto el Papa Juan XXIII, y salió de la reunión visiblemente alterado, expresando su angustia al Dr. Martin, le dijo que el Papa no iba a revelar el Tercer Secreto al mundo. El Dr. Martin también confirma que el contenido del Tercer Secreto es la crisis sin precedentes del Catolicismo y el fracaso de la jerarquía para resolverla.

———————————————

Windswept House

Windswept House es una dramática novela, que se desarrolla en el gran escenario global donde se despliega la siguiente etapa de la civilización, el siniestro Nuevo Orden Mundial. Toca temas difíciles que van desde el aborto al Tercer Secreto de Fátima, pero el mensaje esencial parece ser éste: los Satanistas acechan en las sombras, desde el corazón del Vaticano hasta las parroquias locales, manipulando a los engañados por el falso espíritu del Vaticano II. Están haciendo todo lo que pueden para subvertir a la Iglesia Católica.

En Windswept House, Martin fue bastante explícito sobre las condiciones del Vaticano, abriendo la novela con el mencionado ritual satánico. En él, Satanás fue formalmente coronado en la capilla de San Pablo del Vaticano (un lugar oscuro y escalofriante). La ceremonia fue coordinada via telefónica con otra que simultáneamente se celebraba en Carolina del Sur.

Pero esto son sutilezas menores. Como en el libro The Keys of This Blood, Windswept House está escrita para una amplia audiencia, no necesariamente católica, pero ambos libros dejan la extraña sensación de estar dirigidos al Papa Juan Pablo II. Es como si Keys fuera escrito para indicarle al Papa que Martin entendía lo que el Pontífice hacía en la arena geopolítica y le comunicaba sus inquietudes por la situación interna de la Iglesia. (Recuerda a El Príncipe de Maquiavelo, escrito por un exiliado de la corte.) Windswept House, es sin embargo, una súplica mucho más dramática al Papa.

¿Cómo de mal creía Martin que estaban las cosas?  Muy mal:

“De repente era indiscutible que ahora durante este papado, la organización católica romana tenía la presencia permanente de clérigos que adoraban a Satanás y les gustaba; obispos y sacerdotes que sodomizaban chicos y los unos a los otros; monjas que practicaban “Ritos Oscuros” de Wicca, y que practicaban relaciones lésbicas… a diario, incluso en domingos y fiestas sagradas, actos heréticos y blasfemia se cometían y permitían en los santos altares por los propios sacerdotes.

Acciones sacrílegas no sólo se practicaban en los Altares de Cristo, sino que tenían la connivencia o al menos el permiso tácito de ciertos Cardenales, arzobispos, y obispos… Numéricamente eran una minoría—entre un 1% y un 10% del personal de la Iglesia. Pero muchos de esa minoría ocupaban sorprendentemente altos cargos…. Los hechos que llevaron al Papa a un nuevo nivel de sufrimiento principalmente fueron dos: Los vínculos—la red, en otras palabras, que se había establecido entre ciertos grupos clericales homosexuales y asambleas satanistas. Y el excesivo poder e influencia de esa red.”

(páginas 492-3)

En el tiempo de su fallecimiento, el 27 de julio del año 1999, Martin trabajaba en lo que decía sería su libro más controvertido e importante, Primacía: Cómo la Institución de la Iglesia Romana Católica se convirtió en una criatura del Nuevo Orden Mundial, el libro trataría sobre el papado y el poder.

El libro pretendía analizar el vuelco revolucionario que yace en el corazón de lo que muchos ven como la ruptura del poder del papado. Iba a ser un libro de predicciones sobre el Vaticano y el mundo en las primeras décadas del nuevo milenio.

El padre Malachi Martin nunca se retractó de ninguna de sus afirmaciones, la escena descrita en Windswept House se basa en hechos reales satánicos celebrados en el Vaticano en los primeros días del papado de Pablo VI, o que existe una conspiración satánica dentro de la Iglesia Católica Romana.

El asesinato del Papa Juan Pablo I

Las apariciones de la Virgen María en Bayside, New York, en las que ésta decía que Satanás había entrado dentro de “los más altos cargos de la jerarquía de Roma” también explicaría algunos secretos muy oscuros que rodean la muerte del Papa Juan Pablo I, que murió misteriosamente de un “ataque al corazón” poco después de un mes tras su elección.

En relación a su “ataque cardíaco,” su sobrina afirmó:

“En mi familia casi nadie cree que fuera un fallo cardíaco el que mató a mi tío. Nunca tuvo problemas de corazón o enfermedad de ese tipo.”

(San Juan Star, 3 de octubre del 1978) http://www.thesanjuanstar.com/

El hermano de Juan Pablo I declaró:

“El hermano de Pablo, Edoardo, en misión comercial en Australia, declaró que el Papa había tenido una revisión médica tres semanas antes de su muerte, y no se detectó ninguna enfermedad o anomalía grave. Fue de salud frágil de niño y de joven, pero no tuvo nunca ningún problema de corazón.”

(San Juan Star, 9 de octubre de 1978)

En la revista Time (9 de octubre del 1978):

En otros tiempos una muerte así habría levantado fuertes sospechas: “Si estos fueran los tiempos de los Borgias,” dijo un joven profesor de Roma, “se diría que el Papa habría sido envenenado.”

El Vaticano respondió que semejantes acusaciones eran “irresponsables.”

(San Juan Star, 18 de octubre de 1978)

El hecho es que Nuestra Señora en su mensaje de Bayside en Nueva York afirmó, “el ser humano ha caído muy bajo, incluso recurre al asesinato.” (6 de octubre de 1978)

Y el 21 de mayo de 1983:

“Volveremos atrás, Hijo mío, en la historia, una historia corta, y recuerda bien lo que le pasó en Roma a Juan, al Papa Juan, cuyo papado duró 33 días. Oh Hijo mío, ahora es historia, pero se sitúa en el libro que relata los desastres de la humanidad. Recibió el horror y el martirio al beber de una copa. Fue una copa de champagne que le dio el hoy fallecido miembro del clero y del Secretariado de Estado [Cardenal Villot].”

¿Parece increíble? Obsérvese que un decreto de 1975 del Vaticano ordenaba que no se realizara ninguna autopsia al Papa. Qué oportuno. ¿Qué tenía que temer el Vaticano de la autopsia?

Hay un best-seller de David Yallop que también afirma que el Papa Juan Pablo I fue asesinado: En el nombre de Dios: Una Investigación del asesinato del Papa Juan Pablo I.

————————————————–

IN GOD’S NAME

An Investigation into the Murder of Pope John Paul I

David A. Yallop

PRÓLOGO

El líder espiritual de casi un quinto de la población mundial ostenta gran poder: pero a un observador no informado de Albino Luciani al inicio de su papado como Papa Juan Pablo I, le habría resultado difícil de creer que este hombre realmente tuviera poder. La humildad y timidez que emanaban de este hombre italiano de 65 años, pequeño, tranquilo, condujo a muchos a concluir que este Papado no sería destacado. Los bien informados, sin embargo, sabían otras cosas: Albino Luciani se había embarcado en una revolución.

Tenía pensada una gran remodelación. Dirigiría la Iglesia hacia nuevas direcciones; direcciones que consideraban peligrosas Villot, y otros de la lista que iban a ser destituidos. Cuando los cambios se anunciaran correrían ríos de tinta en la prensa mundial, analizando, diseccionando, profetizando, explicando.

Sin embargo la explicación real no se discutiría, no se informaría al público. Había un denominador común, un hecho que relacionaba a todos los hombres que iban a ser destituidos. Villot era consciente de eso. Más importante, también lo era el Papa. Era uno de los factores que le movieron a actuar: despojar a estos hombres de su poder y relegarlos a posiciones en las que no causaran daños. Eran Masones.

Las pruebas que había adquirido el Papa indicaban que dentro de la Ciudad del Vaticano había unos 100 Masones, que iban desde los Cardenales a los sacerdotes. A pesar de que el Código Canónico prevé la excomunión automática de los masones.

Luciani estaba además preocupado con una logia masónica ilegal presente más allá de Italia en su búsqueda de riquezas y poder. Se denominaba a sí misma P2. El hecho de haber penetrado el Vaticano y haber establecido vínculos con sacerdotes, obispos e incluso Cardenales hizo que la logia P2 fuera anatema para Albino Luciani.

[…]

En Buenos Aires, Licio Gelly discutió el problema del nuevo Papa con Calvi, el maestro de marionetas había organizado el regreso triunfal al poder del General Perón – un hecho que Perón reconocería al arrodillarse a los pies de Gelli. Si Marcinkus, Sindona o Calvi estaban amenazados por las acciones previstas por Albino Luciani, entonces era de interés para Licio Gelli eliminar la amenaza.

Estaba claro que el 28 de septiembre de 1978, estos seis hombres,

Marcinkus

Villot

Calvi

Sindona

Cody

Gelli

…tenían mucho que temer del Papado de Juan Pablo I.

[…]

———————————————-

Este es un síntoma más de lo que realmente es el Tercer Secreto de Fátima.

“Pero, Hijos míos, como dije en el pasado, lo repito de nuevo, Satán y sus agentes, la banda del 666, ha entrado en los más altos rangos de la jerarquía; y ha capturado parte de nuestra noble jerarquía para su causa.”

– Our Lady of the Roses – 1 de junio de 1978

Anuncios

Acerca de Josep Riera de Santantoni

Parapsicólogo e investigador psíquico. Hipnoterapeuta. Consejero y Sanador Espiritual. Exorcista y terapeuta de Liberación, por la gracia de Dios. Su esposa Aguamarine es Alta Maga blanca, vidente y médium. Consejera espiritual. Experta en rituales de Limpieza, Descargas y y Contrahechizos.
Esta entrada fue publicada en Demonología y Exorcismos. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Satanás en el Vaticano: pedofilia, infiltración masónica…… y su relación con el Tercer Secreto de Fátima

  1. vicente dijo:

    Ahora resulta que nosotros los masones somos culpables de los desvíos sexuales de los sacerdotes católicos. Creo que, ya no encuentran a quien echarle la culpa de sus sucios actos.

  2. Pagarán cuando el pueblo sea el que haga justicia
    Los escándalos permanentes que salpican a la Iglesia Católica, relacionados con abusos a menores en multitud de países, no son ajenos a la máxima autoridad de esta secta religiosa. Es por ello…
    David Delgado / PRCC | http://www.kaosenlared.net/noticia/pagaran-cuando-pueblo-sea-haga-justicia
    Los escándalos permanentes que salpican a la Iglesia Católica, relacionados con abusos a menores en multitud de países, no son ajenos a la máxima autoridad de esta secta religiosa. Es por ello que los científicos británicos Richard Dawkins y Christopher Hitchens, iniciaron una campaña por la detención de Benedicto XVI cuando visite el Reino Unido en septiembre. Mark Stephens, abogado de ambos, declaró que se dirigirá a los tribunales británicos y a la Corte Penal Internacional (CPI) con el fin de que aprueben órdenes de arresto contra el Papa porque “no está por encima de la ley”.
    El letrado basa la argumentación de su defensa en el hecho de que Benedicto XVI “no es un jefe de Estado, ni un soberano”, porque el Vaticano fue declarado Estado por la decisión del dictador fascista Benito Mussolini (véase los Pactos de Letrán), y esto implica que no tiene un reconocimiento en el marco de las leyes internacionales y que no goza de inmunidad en territorio británico. Según Stephens, el Papa podría ser acusado de crímenes contra la humanidad.
    Esta campaña no irá más allá del ámbito mediático. Está claro que al Papa no lo van a detener y juzgar en Gran Bretaña porque el abogado de dos científicos prestigiosos, le denuncien en la CPI. Pero de cualquier manera, es importante que todo el mundo conozca las tropelías del Santo Padre, que de santo no tiene nada. Y en ese sentido, esta campaña propiciará que en Gran Bretaña no pase a un segundo plano, al menos no con la normalidad a la que nos tienen acostumbrados los grandes medios, la noticia publicada por la BBC que señala a Joseph Ratzinger como responsable de impedir que la Iglesia expulsara a un sacerdote que abusó de menores.
    Pero nada más. Las grandes personalidades políticas, religiosas y económicas que cometen cualquier tipo de crimen o delito, sólo reciben su merecido cuando la justicia popular se pone en marcha. Mientras la burguesía sea la clase dominante, y por lo tanto, los tribunales internacionales y nacionales de justicia estén controlados por los representantes judiciales de la burguesía, será absurdo pedirles a estos individuos que juzguen a los mayores valedores de su sistema de dominación. Al igual que sería absurdo que los antiguos elementos burgueses solicitasen un juicio ante los tribunales obreros al presidente de una república socialista por atentar contra la propiedad privada e instaurar la dictadura del proletariado.
    Pero esto Richard Dawkins y Christopher Hitchens (que también defendió que Henry Kissinger debía ser procesado por crímenes contra la humanidad) no lo entienden. De hecho, aunque ambos son ateos, se han mostrado críticos con algunos de los presidentes estadounidenses más polémicos, y han dedicado buena parte de su carrera de divulgadores científicos a criticar a la Iglesia y su ideología reaccionaria y acientífica, que se posiciona en el campo político, científico e ideológico del lado de la burguesía y del imperialismo.
    Siempre hay que tener presente que el Estado es la violencia organizada de una clase sobre otra, y que sus instituciones están al servicio de esa clase dominante. De lo contrario, toda la caterva de obispos, arzobispos, políticos, reyezuelos y grandes capitalistas no disfrutarían de la impunidad que tienen, que por muchos crímenes que cometan y muchas denuncias que reciban, hasta que la mayoría de los trabajadores no tomen el poder y se instauren nuevos tribunales al servicio de la nueva clase dominante para reprimir a los antiguos explotadores, seguirán campando a sus anchas.
    Mientras tanto, el Papa encubrirá a todos los pederastas que quiera por el bien de la Iglesia, el ex presidente José María Aznar seguirá impartiendo conferencias y dando lecciones de democracia y libertad, George Bush no pagará ni uno sólo de los crímenes que cometió, el rey Juan Carlos I se beneficiará de inmunidad constitucional, Zapatero insistirá en que lo de Afganistán es una misión humanitaria, los grandes banqueros invertirán en armamento ilegal que las potencias imperialistas emplearán para masacrar a poblaciones civiles inocentes, y los Richard Dawkins y Christopher Hitchens de turno, insistirán en hacer justicia mediante las herramientas, las leyes y los tribunales que permiten que todos estos energúmenos citados se jubilen con honores de Estado.

  3. ARTURO MALDONADO MORAN dijo:

    Informacion general, interesante.Es posible acceder o conseguir evidencias mas abundantes y profundas. Gracias.

  4. Jesús Navas dijo:

    Artículo más que interesante . Información valiosa. Agradecido por su contenido y precisión de fuentes .

  5. redentorista dijo:

    La pedofilia ha existido siempre entre los curas, pero los Sionistas duenos de la prensa internacional no lo publicaban porque el papa Juan Pablo II les ayudaba en la lucha contra el comunismo, una vez acabado con el enemigo comun, dirigen nuevamente su ataque contra el Vaticano que es enemigo natural y le apabullan al pobre Papa Benedicto.
    Los judios sionistas y no los masones son los enemigos del Vaticano.!!!!

  6. Lamborghini U dijo:

    Soy católica nieta de masón y me río de este artículo que todo lo mezcla y que se basa en una porquería de fuentes de muy dudoso origen (Milingo); ahora, que de que es posible una infiltración satánica en el Vaticano, pues ¡como en todo otro sitio pero con más razón!

  7. CRISTERO de HIERRO dijo:

    Los enemigos de la Iglesia, los comunistas y los masones, hicieron un esfuerzo organizado para infiltrar a la Iglesia Católica
    Papa León XIII, Dall’Alto,# 2, 15 de octubre de 1890: “No es necesario ahora enjuiciar a las sectas masónicas. Ellas ya están juzgadas; sus fines, sus medios, sus doctrinas, y sus acciones, son todos conocidos con certeza indiscutible. Poseídas por el espíritu de satanás, del cual son su instrumento, se queman como él por su odio mortal e implacable a Jesucristo y a su obra; y se esfuerzan por todos los medios por derrocarla y eliminarla”1.
    Papa León XIII, In Ipso, # 1, 3 de marzo de 1891: “Sin embargo, duele pensar que los enemigos de la Iglesia, unidos en una conspiración tan malvada, trabajen para debilitar e incluso, si es posible, eliminar completamente ese edificio maravilloso que Dios ha erigido como un refugio para la raza humana”2.
    Es un hecho bien conocido que los comunistas y los masones hicieron un esfuerzo organizado para infiltrarse en la Iglesia Católica. Enviaron a un gran número de sus propios hombres al sacerdocio con la esperanza de debilitarla y atacarla al colocar a estos hombres en cargos altos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s